Coralina

La Coralina es una piedra natural rustica, con una amplia presencia de fosiles marinos incrustados dentro de la piedra.  se presenta en varios colores, cada uno de ellos con distinta densidad y dureza:La de color rosa, que debe este tono a los óxidos de hierro con que está mezclada, y la amarilla son densas y muy resistentes. La negra, en cambio, es menos densa, suele tener poca dureza y se emplea sobre todo en el recubrimiento de senderos y jardines.

Existen en el mercado tres variedades en función de su densidad: porosa, semiporosa y compacta. La porosa es la más utilizada.La principal ventaja de la Piedra Coralina sobre cualquier otro material en el mercado es su propiedad térmica: no existe en el mercado ningún material capaz de repeler el calor más que la Piedra Coralina, por eso su uso extensivo en las áreas de piscinas; bajo el sol más ardiente se puede perfectamente caminar descalzo sobre ella sin temor a que se caliente. Su uso en suelos o revestimientos de fachadas mantiene la frescura del hogar.